vuelvo a casa por Navidad…

Estoy enfadada a la par que decepcionada, ayer me vino la regla. Se ve que con tanto rojo navideño por todos lados se motivó y apareció un día antes de lo previsto…

Y ¿para qué?, en principio para recordarme que esta vez no podrá ser. He llamado a IVI y, pese a dejarlo anotado para la doctora, ya me han advertido que en este ciclo no dará tiempo porque la maldita autorización del Servicio Cántabro de Salud aún no ha llegado.

Odio las burocracias profundamente.

Soy tonta porque daba por hecho que no iba a estar porque, imagino, hubiesen llamado para avisar… pero, yo qué sé, será este estúpido positivismo o las ganas locas de volverlo a intentar lo que me haga esperar milagros.

Así que nada, haré lo posible por retomar el blog porque, sí, soy lo peor. Había caído en un pasotismo que no es normal… Y con el Twitter tres cuartas de lo mismo; sólo entro, oteo por encima y salgo. Sé que muchas que os molestasteis en apoyarnos cuando tuvimos nuestro tratamiento habéis tenido vuestros más y vuestros menos, estoy aquí aunque únicamente me deje ver con un like. Prometo cuando pasen las fiestas estar al pie del cañón igual que habéis estado conmigo.

Todo se complica… Hemos andado de hospitales. Mi padre anda fastidiado y todavía no sabemos de qué. Entonces entenderéis que mi ánimo no acompañe.

Pues eso, que esta Navidad está pasando sin pena ni gloria… Espero que vosotros estéis teniendo mejor suerte.

fdo: Z.

Advertisements